Mi Inicio como Voyeur

Hola amigos, desde hace ya algunos años me he aficionado a los relatos de sexo, creo que todos tenemos experiencias en esto, afortunadamente muchos se atreven a contarlas en esta página, por lo pronto me llamare Sebastián (nombre ficticio), actualmente tengo 45 años y estoy felizmente casado, mis vivencias primero siendo testigo cercano a los hechos que se desarrollaron en la última etapa de mi infancia, en mi adolescencia y en la etapa adulta han sido y serán algo muy importante en mi vida y, me atreví a contarlos ya que es lo que me gusta hacer al igual que todos los autores de esta página, en otras páginas como topx amateur puedes ver muchos vídeos de contenido voyeur.

Comenzare con mi primer etapa. Desde pequeño, no recuerdo a que edad precisamente, mas siempre y en todo momento me ha agradado ser un tanto voyeur o bien vouyerista, se los digo por el hecho de que me agradaba espiar a las señoras de la casa donde vivía (tías, primas y mi madre) cuando se bañaban, me las ingeniaba para verlas y para eso debí hacer hoyos en las paredes o bien en la puerta para poder verlas, volviendo al tema les afirmaré que he sacado mis conclusiones y me doy cuenta que la enorme mayoría de las mujeres casadas y ciertas solteras tienen algo de putas por el hecho de que les agrada que los hombres les afirmen piropos y palabras fuertes, durante mi vida me di cuenta de ello, cuando iba con alguna de mis tías o bien primas y hasta mi madre lo gozaban y más cuando les afirmaban que estaban sabrosas y buenísimas, les encantaba eso en tanto que mostraban una sonrisa de satisfacción.

Mi primer relato se trata de una de mis tías (hermanas de mi padre), son 3, mas les voy a dar un nombre diferente por si acaso las dudas O.K.. La vez que descubrí que mi tía Malena le agradaba ponerle los cuernos a su esposo fue cuando tenia diez años, aquella vez estaba conversando con una de sus hermanas, una de sus cuñadas (mi tía Yola) y con mi madre, el tema era sobre un tipo que había mirado de forma morbosa a la mi tía Yola, les conversaba que estaba aguardando que le despachase el señor de la tienda y aquel tipo la miraba de arriba abajo, eminentemente le miraba las nalgas y las tetas, el tema era ese, mi tía Malena le afirmaba que le contase con detalle como la miraba y le explicaba que mientras que la veía al tipo se le paro la verga puesto que miro en el pantalón un enorme bulto, mi madre le afirmaba que lo conocía y que a ella asimismo la miraba de esta forma cada que iba a la tienda, estaba demasiado cerca jugando y las escuche meridianamente puesto que de eso se derivo el tema de de qué forma las trataban los esposos, se quejaban de que no las atendían como se merecían y que siempre y en todo momento procuraban la manera de estar bien, no les comprendí en ese instante mas años pero tarde me di cuenta pues lo afirmaban.
Volviendo al relato, aquella vez me tía Malena se despidió de ella y les afirmó que tenia un tema fundamental que reparar con aquel tipo que las miraba morbosamente, rieron y le afirmaron que le diese duro hasta el momento en que solicitara paz. Claro que me fui a mi sitio preferido para espiar a mi tía cuando se diese un baño, no espere mucho, apareció y empezó a desvestirse, lo que me falto comentarles es que tanto a mis tías como a mi madre no era muy frecuente el utilizar calzón o bien tanguita y muy raras veces utilizaban sostén, les agradaba caminar siempre y en toda circunstancia de este modo, puesto que en los tendederos no había muchas de esas prendas, entonces vi como mi tía se bañaba y tomaba singular atención en su linda panochita pilosa, me encantaba, tiene las tetas no muy grandes mas muy ricas, unas caderas grandes y de piernas llenitas, de esas que tienen las mujeres maduras, su cara es linda si bien se le nota lo piruja, esa vez salio en la tarde iba realmente bien arreglada y me solicitó que si la podía acompañar a hacer ciertas compras por el hecho de que traería muchas cosas y precisaba a alguien que le ayudara, tiene 3 hijos, uno es de mi edad, en ese entonces me afirmó que sus hijos se quedaban a hacer su labor.

Accedí a acompañarla en tanto que le solicitó permiso a mi madre y mi madre claro que me dio el permiso diciéndole que pero adelante le cobraría exactamente el mismo favor con su hijo es decir mi primo. Siguiendo con el relato, mi tía Malena me tomo de la mano y me afirmó que nos íbamos a tardar un tanto puesto que adquiriría mandado un sitio y el pan en una panadería que terminaban de estrenar mas que estaba en otra colonia, pasando la tercera calle ve a un tipo y le sonríe, era exactamente el mismo que miraba con morbo a mis tías y a mi madre, mi tía le hace una señal y este se nos empareja y empieza a dialogar con mi tía Malena, llegamos a la tienda y se apresuro a adquirir lo que precisaba, mientras que me quede a hablar con el tipo, este me afirmó que guardase el secreto de que el conversaba con mi tía, que solo eran amigos mas como mi tío, el esposo de mi tía era muy receloso no era recomendable que supiese en tanto que le podía ir mal a mi tía.

Salio de la tienda y nos dirigimos a adquirir lo que faltaba, adquiero el pan en la panadería pero próxima y nos enfilamos en dirección opuesta a mi casa, me desconcerté un tanto, mas entendí de que se trataba, en una calle sola estaban edificando unos departamentos, aquel tipo nos llevo a ese sitio y al entrar a la construcción que estaba sola me afirmó que si podía aguardar en la entrada, que le iba a enseñar a mi tía como quedaba su casa, claro que no le creí, mas me quede mudo puesto que el tipo me dio unas monedas y prometió otras al salir.

Ellos se adrentaron pero en ese sitio y me quede sentado a aguardar, como les comente, a mi me agrada mirar, no aguante bastante tiempo y silenciosamente me acerque hasta donde estaban y vaya que me sorprendí de lo que hacían.

Mi tía estaba de cuclillas en frente de el, mientras que el tipo tenia el pantalón hasta los tobillos y se retorcía de placer, pude ver como mi tía se metía y sacaba su verga en la boca dándose unas saboreadas increíbles, estuvieron de este modo un buen rato, entonces aquel tipo se sentó y mi tía se sentó en él, en ese instante vi que aquel tipo tenia una verga enorme puesto que mi tía al sentarse en él, se acomodo bien de forma que le entrase en su panocha pilosa, se daba unos sentones metiendolo y sacandolo continuamente, mientras que el tipo le tenia toqueteando sus lindas tetas y besándole el cuello y espalda, ese espectáculo para mi fue imborrable y de súbito vi como mi tía y el tipo se retorcían de placer, supe después que era un clímax, pensé que ahí se acababa mas le solicitó que se lo metiese por el trasero puesto que a ella siempre y en todo momento había deseado eso mas su esposo le afirmaba que eso era una cosa muy sucia, esta clase accedió y empezó a acariciarle el ano a fin de que este se dilatase un tanto y no le doliese tanto a mi tía, mas estaba tan caliente que no le dejó bastante tiempo la caricia, le afirmó que estaba lista y se empino, vaya que estaba buena mi tía, el tipo dirigió su verga a la entada y se lo clavo de un solo golpe, mi tía se retorció de gusto y le solicitaba que se lo metiese pero veloz y fuerte, vaya que mi tía era una auténtica puta en tanto que le solicitaba que le afirmara que era su puta particular y que toda vez que el quisiese coger, solo le llamase y dejaba todo cuanto hacía para agradarlo, duraron un rato de este modo hasta el momento en que nuevamente tuvieron otro clímax, solicitaba pero mas el tipo le afirmó que lo harían al día después puesto que era tarde y su esposo la aguardaba, mi ti le afirmó que tenia razón, se vistieron claro, mi tía solo se acomodo su camisa y su falda puesto que no emplea lencería, se arreglo el pelo ya antes de salir, instante que aproveche para regresar a mi sitio y hacerme el inocente que nada había visto, salieron aprisa solo se despidió de mi el tipo y me dio otras monedas, mi tía se despidió dándole un largo beso, no le importo que la viese, el tipo se fue en dirección contaría a la nuestra, paseamos unas calles y mi tía me afirmó que era un zorrillo, me descubrió que los veía mas me afirmó que le agradaba que la viesen, me prometió que habría pero espectáculo de esos mas que guardase silencio, que absolutamente nadie en casa se enterase puesto que y tendríamos muchos inconvenientes, el afirmé que estaba conforme y que absolutamente nadie sabría ese secreto, mas me entere más tarde que le comento a mis otras tía y a mi madre lo que sucedió entre ella y el tipo y, asimismo me entera que mi madre supo que los observe y no afirmó nada, solo le comento a mi tía Malena de broma que no me depravara.

Esa noche llegamos mi tía Malena y un tanto apurados, mi tío Roberto, esposo de mi tía Malena le pregunto un tanto molesto por el hecho de que tardo tanto en llegar y le razonamiento que debimos ir por el pan hasta la próxima colonia puesto que la panadería de nuestra colonia se averió. No se si le creyó mi tío Roberto por el hecho de que mi tía incluso traía el fragancia a verga extraña, solo le afirmó que sus hijos ya se habían dormido y que el estaba agotado y haría lo mismo, que la lo despertase temprano en tanto que tendría mucho trabajo.

Mi tía me sonrío y me afirmó que al otro día habría otra función y que cuando tuviese más años si me portaba bien me enseñaría algo de lo que vi esa noche, que mis otras tías asimismo precisarían de mi ayuda y que quizás mi madre asimismo, mas esa es otra historia, se la contare pero adelante.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *